I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


domingo, 17 de marzo de 2013

Silenziu d’amuri




Silenzio d'amuri _ (Stefano Accorsi & L' Arpeggiata )




"Che, non men che saber, dubbiar m'aggrata".
Dante (Comedia, Inferno, XI, 93)

(Citado por Miguel Veyrat)




En el muro FB de Miguel Veyrat, poeta español, descubrí esta canción, del folclor siciliano: "Silencio de amor", tomada de la película ‘Tous les soleils’ de 2011, de Philippe Claudel.  Esta canción es interpretada por el grupo L'Arpeggiata, fundado por  Christina Pluhar, el año 2000.


© Norman Parkinson



Silenziu d’amuri


T’amai di quannu stavi dintra la naca,
T’addivai ducizza a muddichi a muddichi,
Silenziu d’amuri ca camini ‘ntra li vini,
Nun è pussibili staccarimi di tia.
Nun chianciti no, albiri d’alivi,
Amuri e beni vengunu di luntanu,
Dilizia amata mia, sciatu di l’arma mia,
Dammi lu cori ca ti dugnu la vita.

Vacanti senza culura tengu lu senzu ,
Quanno ‘na mamma si scorda a so figghiu,
Tannu mi scordu d’amari a tia,
Ti vogghu bbene picciridda mia.
Vulati acidduzzi iti ni ll’amata,
Cantantici mentri nc’è morte e vita,
Comu tuttu lu munnu esti la campagna,
Tu sì a Riggina e ju Re di Spagna.



(Versión en italiano)




* * *



Silence d'amour


Je t'aimée des le berceau
Je t'ai donné de la douceur
miette apres miette
silence d'amour
qui coule dans les veines
il mést impossible de te quitter
ne pleurez pas, vous, les oliviers
l'amour et la tendresse viennent de loin
ma joie bien-aimée, souffle de mon ame
donne-moi ton coeur
je te donne ma vie

Ma pensée est vide et sans couleur
ce n'est que quand une mere
oubliera son enfant
que j'oublierai mon amour pour toi
je t'aime, ma petite
envolez-vous vers ma bien-aimée
irondelles
et chantez pour elle
semblable au monde entier
est la campagne
tu es la reine
et moi, le roi d'Espagne


(Versión en francés)



* * *




La película nos cuenta la vida de Alessandro, un viudo italiano, profesor de música barroca en la universidad de Estrasburgo, Alsacia, Francia.  Alessandro en sus ratos libres canta en un coro y trabaja como voluntario leyendo libros a ancianos enfermos.  Con él viven su hija Irina (Lisa Cipriani), de quince años y su hermano Luigi (Neri Marcorè), algo anarquista y algo revolucionario, que ha huido de Italia ante la subida al poder de Berlusconi y que se ha prometido no salir de casa hasta que su país quede libre. Ambos, la hija y el hermano ven que está demasiado solo y hacen lo imposible por encontrarle una novia.

El título original de la película, ‘Tous les soleils’ (“Todos los soles”), fue tomado de los primeros versos de uno de los poemas que Alessandro lee a sus amigos ancianos y corresponde a Les yeux d'Elsa, de Louis Aragon.


El título en español fue tomado de los primeros versos de la canción que Stefano Accorsi (Alessandro) interpreta en la película: ‘Silencio de amor’ (‘Silenzio d’amuri’). 

La música cobra un papel protagónico en el film. Alessandro explica a sus alumnos que el ritmo de la tarantela está diseñado para quitar el mal de amores y ayudará a los personajes progresivamente hacia una curación vital,  que todos aspiramos lograr.

Destaca la actuación mucho más dramática de Anouk Aimée, que a sus casi ochenta años, luce bellísima y joven.



* * *


LES YEUX D'ELSA

Louis Aragon 



Tes yeux sont si profonds qu'en me penchant pour boire 
J'ai vu tous les soleils y venir se mirer 
S'y jeter à mourir tous les désespérés 
Tes yeux sont si profonds que j'y perds la mémoire 

À l'ombre des oiseaux c'est l'océan troublé 
Puis le beau temps soudain se lève et tes yeux changent 
L'été taille la nue au tablier des anges 
Le ciel n'est jamais bleu comme il l'est sur les blés 

Les vents chassent en vain les chagrins de l'azur 
Tes yeux plus clairs que lui lorsqu'une larme y luit 
Tes yeux rendent jaloux le ciel d'après la pluie 
Le verre n'est jamais si bleu qu'à sa brisure 

Mère des Sept douleurs ô lumière mouillée 
Sept glaives ont percé le prisme des couleurs 
Le jour est plus poignant qui point entre les pleurs 
L'iris troué de noir plus bleu d'être endeuillé 

Tes yeux dans le malheur ouvrent la double brèche 
Par où se reproduit le miracle des Rois 
Lorsque le coeur battant ils virent tous les trois 
Le manteau de Marie accroché dans la crèche 

Une bouche suffit au mois de Mai des mots 
Pour toutes les chansons et pour tous les hélas 
Trop peu d'un firmament pour des millions d'astres 
Il leur fallait tes yeux et leurs secrets gémeaux 

L'enfant accaparé par les belles images 
Écarquille les siens moins démesurément 
Quand tu fais les grands yeux je ne sais si tu mens 
On dirait que l'averse ouvre des fleurs sauvages 

Cachent-ils des éclairs dans cette lavande où 
Des insectes défont leurs amours violentes 
Je suis pris au filet des étoiles filantes 
Comme un marin qui meurt en mer en plein mois d'août 

J'ai retiré ce radium de la pechblende 
Et j'ai brûlé mes doigts à ce feu défendu 
Ô paradis cent fois retrouvé reperdu 
Tes yeux sont mon Pérou ma Golconde mes Indes 

Il advint qu'un beau soir l'univers se brisa 
Sur des récifs que les naufrageurs enflammèrent 
Moi je voyais briller au-dessus de la mer 
Les yeux d'Elsa les yeux d'Elsa les yeux d'Elsa 




Robert Doisneau


Los ojos de Elsa 


Inclinando a tus ojos los míos sitibundos 
en su fondo vi todos los soles reflejados, 
y el salto hacia la muerte de los desesperados, 
como el de mis recuerdos a tus ojos profundos. 

Es un mar en tinieblas bajo el palio de un vuelo; 
de pronto el día plácido de tus pupilas sube; 
en los linos del ángel recorta el sol la nube 
y sobre las espigas se azula más el cielo. 

Vuelve al azul la bruma del viento perseguida; 
-más diáfanos tus ojos abiertos bajo el llanto; 
ni aún tras de la lluvia los cielos fulgen tanto; 
el vaso azul no es tan azul como en la herida. 

Madona de Dolores, humedecida lumbre, 
siete espadas rompieron el prisma de colores; 
el día es más punzante nacido entre clamores, 
y el nocturno relente, más azul en quejumbre. 

De las melancolías en la plácida fiebre 
reabres con tus ojos sendas de epifanía. 
Latiendo el corazón, el manto de María 
al tiempo los Tres Magos vieron en el pesebre. 

Al Mayo de las voces basta con un salterio 
para todos los ayes y todas las canciones; 
guarda un trozo de cielo luceros por millones, 
donde faltan tus ojos con su doble misterio. 

El infante absorbido por miríficos viajes 
desmesuradamente menos asombro espacia 
que si agrandas tus ojos -insoluble falacia- 
como racha que abriera dos capullos salvajes. 

¿Escondes tus relámpagos en medio del espliego 
donde el insecto vive su voluptuoso instante? 
Preso estoy en el lazo de la estrella filante, 
como ahogado marino bajo estival sosiego. 

Yo extraje ese metal sutil de su pechblenda; 
yo calciné mis dedos en su fuego prohibido; 
paraíso mil veces recobrado y perdido, 
tus ojos mi Golconda, mi dorada leyenda. 

Y sucedió que el mundo bajo la tarde excelsa 
rompióse en arrecifes de pérfidos fanales, 
en tanto yo veía desde los litorales 
sobre lívidas ondas brillar los ojos de Elsa.


sábado, 9 de marzo de 2013

Un poema de amor puro y antiguo









A TRAVÉS DE LA PUERTA BLANCA

Cuando entro en ti
viajo en el tiempo puro
que busca el sentido
de los cuerpos

Tierra invisible
donde habitan las palabras

Donde ilumino mi ojo
y giran los sonidos
al aire que disipa
y que persigue

Y se vislumbran
las puertas del vacío

Donde entrego mi voz
a tu presencia
al tiempo
que encarna lo que veo

Y a la vez lo transparenta


© Miguel Veyrat, "La voz de los poetas", 2002

* * *



* Miguel Veyrat,  escritor, periodista y traductor español (Valencia, 1938). Ha publicado numerosos libros de poesía, narrativa, periodismo y ensayo, estos últimos en el marco de su actividad intelectual y docente como conferenciante y profesor fundador de la primera Facultad de Ciencias de la Información del Estado Español en la Universidad Complutense. En 2007 recibe el Premio Stendhal de traducción por su labor.



La palabra poética de Miguel Veyrat persigue el pluralismo esencial de la voz humana, liberándose en cada caso del sentido único que sucesivas glaciaciones religiosas y políticas de la historia del pensamiento han encadenado a los significantes propios del arte y las literaturas. Se ocupa así, a través del diálogo entre culturas e inmerso en una intensa vitalidad lírica, del abismo, de la ausencia de amor, libertad o igualdad, y del absurdo de una vida entregada a la muerte que puede alcanzar su redención en la poesía. (Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes)





Miguel Veyrat en "ojosdepapel.com", sus análisis literarios y artículos sobre su obra. Gran parte de su poesía.



Il faut vous énivrer sans trève...

"Mi viejo cuaderno" (Poema: "El Duende del Vino")
Juan Gregorio Cairós, poeta Tinerfeño


"Il faut vous énivrer sans trève. 
De vin, de poèsie ou de vertu, à votre guise.
 Mais énivrez vous."



Hay que estar ebrio siempre.

Todo reside en eso: ésta es la única cuestión.
Para no sentir el horrible peso del Tiempo
que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra,
hay que embriagarse sin descanso.

Pero, ¿de qué?
De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.
Pero embriáguense.

Y si a veces, sobre las gradas de un palacio,
sobre la verde hierba de una zanja,
en la soledad huraña de su cuarto,
la ebriedad ya atenuada o desaparecida
ustedes se despiertan pregunten al viento,
a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj,
a todo lo que huye, a todo lo que gime,
a todo lo que rueda, a todo lo que canta,
a todo lo que habla, pregúntenle qué hora es;
y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, contestarán:
¡Es hora de embriagarse!

Para no ser los esclavos martirizados del Tiempo,


¡embriáguense, embriáguense sin cesar!

De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

Charles Baudelaire

domingo, 3 de marzo de 2013

Ojos brujos

Ava Gardner  -  George Hoyningen-Huene  -  1956.



Yo amo mis ojos y tus ojos y los ojos

Los ojos con su propia combustión
Los ojos que bailan al son de una música interna
Y se abren como puertas sobre el crimen
Y salen de sus órbitas y se van como cometas sangrientos al azar
Los ojos que se clavan y dejan heridas lentas a cicatrizar
Entonces no se pegan los ojos como cartas
Y son cascadas de amor inagotables
Y se cambian día y noche

Ojo por ojo
Ojo por ojo como hostia por hostia
Ojo árbol
Ojo pájaro
Ojo río
Ojo montaña
Ojo mar
Ojo tierra
Ojo luna
Ojo cielo
Ojo silencio
Ojo soledad por ausencia
Ojo dolor por ojo risa


Vicente Huidobro






Ojos Brujos  -  Leo Brouwer  -  Alí Jorge Arango