I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


lunes, 31 de octubre de 2011

No diré...



No diré:
que el silencio me sofoca y me amordaza.
Callado estoy, callado quedaré,
ya que la lengua que hablo es de otra raza.


Las palabras consumidas se acumulan,
se contienen, cisterna de aguas extinguidas,
penas ácidas en limos transformadas,
fondo vaciado con raíces torcidas.


No diré:
que ni siquiera el esfuerzo de decirlas merecen,
palabras que no digan lo que sé
en este retiro en que no me conocen.


Ni sólo lodos se arrastran, ni sólo limos,
ni sólo animales flotan, muertos, miedos,
turgentes frutos en racimos entretejidos,
en el negro pozo desde donde suben dedos.


Sólo diré,
crispadamente recogido y mudo,
que el que se calla cuando me callé
no podrá morir sin decirlo todo.



José Saramago y Pilar del Rio -en Lanzarote, Canarias, España, por Rui Duarte Silva

*  José de Sousa Saramago (Azinhaga, Santarém, Portugal, 1922 - Tías, Lanzarote, España, 2010) escritor, novelista, poeta, periodista y dramaturgo portugués.  Premio Nobel de Literatura (1998). La Academia Sueca destacó su capacidad para «volver comprensible una realidad huidiza, con parábolas sostenidas por la imaginación, la compasión y la ironía».


Tristezas de la luna





Tristezas de la luna


Charles Baudelaire




Esta noche la luna sueña con más pereza,
Cual si fuera una bella hundida entre cojines
Que acaricia con mano discreta y ligerísima,
Antes de adormecerse, el contorno del seno.


Sobre el dorso de seda de deslizantes nubes,
Moribunda, se entrega a prolongados éxtasis,
Y pasea su mirada sobre visiones blancas,
Que ascienden al azul igual que floraciones.


Cuando sobre este globo, con languidez ociosa,
Ella deja rodar una furtiva lágrima,
Un piadoso poeta, enemigo del sueño,


De su mano en el hueco, coge la fría gota
como un fragmento de ópalo de irisados reflejos.
Y la guarda en su pecho, lejos del sol voraz.


Una vez...





Una vez, una sola, mujer dulce y amable,
               En mi brazo el vuestro pulido
Se apoyó (sobre del denso fondo de mi alma
               Ese recuerdo no ha palidecido)


Confesión (frag.)


Charles Baudelaire

El «Yo pecador» del artista





El «Yo pecador» del artista


¡Cuán penetrante es el final del día en otoño! ¡Ay! ¡Penetrante hasta el dolor! Pues hay en él ciertas sensaciones deliciosas, no por vagas menos intensas; y no hay punta más acerada que la de lo infinito.

¡Delicia grande la de ahogar la mirada en lo inmenso del cielo y del mar! ¡Soledad, silencio, castidad incomparable de lo cerúleo! Una vela chica, temblorosa en el horizonte, imitadora, en su pequeñez y aislamiento, de mi existencia irremediable, melodía monótona de la marejada, todo eso que piensa por mí, o yo por ello -ya que en la grandeza de la divagación el yo presto se pierde-; piensa, digo, pero musical y pintorescamente, sin
argucias, sin silogismos, sin deducciones.

Tales pensamientos, no obstante, ya salgan de mí, ya surjan de las cosas, presto cobran demasiada intensidad.

La energía en el placer crea malestar y sufrimiento positivo. Mis nervios, harto tirantes, no dan más que vibraciones chillonas, dolorosas.

Y ahora la profundidad del cielo me consterna; me exaspera su limpidez. La insensibilidad del mar, lo inmutable del espectáculo me subleva... 

¡Ay! ¿Es fuerza eternamente sufrir, o huir de lo bello eternamente? 

¡Naturaleza encantadora, despiadada, rival siempre victoriosa, déjame! 

¡No tientes más a mis deseos y a mi orgullo! 

El estudio de la belleza es un duelo en que el artista da gritos de terror antes de caer vencido.








*  Charles Pierre Baudelaire (1821 - 1867) poeta francés, crítico de arte y traductor.  Principal representante del simbolismo francés.  Considerado uno de los "poetas malditos".

...Si alguna vez



Toda mi tristeza se resume en el amor que no fuimos.
Pavel Stev


...Si alguna vez
mis pasos volvieran a encontrarte
si solamente te dijera que mi corazón 
desgarra cada latido que muere en tu nombre 
Pintaría nuevos paisajes,para borrar aquellas huellas
que no nos unieron....


MARGARITA PARADA PALMA


(poeta chilena)


Susurros - su blog



sábado, 29 de octubre de 2011

Los que aman

Amantes  -  Nicoletta Tomas Caravia
http://www.nicoletta.info



LOS QUE AMAN




Los que aman mucho se ponen tristes, tremendamente, realmente tristes. 
Comprenden y buscan quererse sumergidos en esa tristeza de no poder hacer más que amarse. 
Cuando se abrazan se quiebran, se rompen los brazos. 
Caminan por los tejados como cuadrúpedos, son el animal nocturno sin casa y cualquier beso en ellos es guarida. 
Son tremendamente tristes, y descarados. 
Saben de besos entre las piernas y caricias que retuercen en el alma. 
Conocen la distancia entre unos senos y las medidas de una lengua sobre los pies. 
Se asesinan, en tristezas, en cualquier rabia, en abrazos, con solo el amor noble que pueden tener los que aman. 
Son serpiente y veneno, no conocen del tiempo, lo destruyen, estan ciegos, 
son felices por todos lados y mientras padecen del amor, su piel es dulce arequipe. 
Aman aquí, allá, enfermos, aman a todas horas. 
No comprenden de morir y se mueren, una y otra vez se mueren y nacen de nuevo. 
Y de pronto, si tienen suerte, se olvidan. 
Algunas noches entre sueños, que no comprenden,  se reencuentran, y gimen y celebran el amor. 
Es su victoria, la de los tristes y felices, los que han amado...




Los que aman - Pavel Stev Salazar - Video


*  Pavel Stev Salazar


(poeta colombiano)


Ánimos de aspirarte, su blog.



miércoles, 26 de octubre de 2011

Y una vez más este silencio...





Dónde mueren tus sueños...
En que camino se fue tu barca repleta de peces dormidos
la noche luminosa del encuentro ?
Hoy mis brazos vacíos acunan tu última mirada
y el beso que selló de lunas tus pestañas
Nacen las sombras otra vez...
Y otra vez
Y una vez más
Este silencio...




Margarita Parada Palma
(poeta chilena)



Susurros su blog

Un sueño llamado poesía...





En cada uno de mis pasos
Llego hasta ti..
Has invadido mis luces y sombras 
bailando al compás de mis latidos en un sueño
que llamas poesía....



Margarita Parada Palma
(poeta chilena)


Susurros, su blog



martes, 25 de octubre de 2011

... dice que no sabe...




Podad mi cuerpo cada primavera, 
y que crezcan con fuerzas renovadas, 
en su tumba, mis esquejes.
Alejandra Pizarnik




20
                                         a Laure Bataillon


dice que no sabe del miedo de la muerte del amor
dice que tiene miedo de la muerte del amor
dice que el amor es muerte es miedo
dice que la muerte es miedo es amor
dice que no sabe


*  Alejandra Pizarnik:  Poeta argentina, muere por una sobredosis de barbitúricos, 50 pastillas de Seconal, en una clínica psiquiátrica, en Buenos Aires el 25 de septiembre de 1972,  cuando sólo tenía 36 años.  Fue una muerte varias veces anunciada.

El nido ausente




"Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde"
Alejandra Pizarnik




EL NIDO AUSENTE


Sólo ha quedado en la rama
un poco de paja mustia
y, en la arboleda, la angustia
de un pájaro fiel que llama.
Cielo arriba y senda abajo,
no halla tregua a su dolor,
y se para en cada gajo
preguntando por su amor.
Ya remonta con su queja,
ya pía por el camino
donde deja en el espino
su blanda lana la oveja.
Pobre pájaro afligido
que sólo sabe cantar
y, cantando, llora el nido
que ya nunca ha de encontrar.


* * *

*  Leopoldo Lugones (1874-1938), poeta, ensayista, periodista y político argentino.  Uno de los más grandes representantes del modernismo.  Quema sus libros y muere por ingestión de whisky mezclado con arsénico, en 1938,  en la isla del Tigre.  Borges decía que se suicidó por amor.


Vendrá la muerte y tendrá tus ojos





"Uno no se mata por el amor de una mujer. 
Uno se mata porque un amor, cualquier amor, 
nos revela nuestra desnudez, 
nuestra miseria, 
nuestro desamparo, 
la nada".
Cesare Pavese


Vendrá la muerte y tendrá tus ojos 



Cesare Pavese




Vendrá la muerte y tendrá tus ojos
esta muerte que nos acompaña
de la mañana a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un vicio absurdo. Tus ojos
serán una palabra vana,
un grito acallado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando te inclinas sola ante el espejo.
Oh querida esperanza
también nosotros aquel día
sabremos que eres la vida y eres la nada!

La muerte tiene una mirada para todos.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
será como abandonar un vicio,
como ver que emerge de nuevo
un rostro muerto en el espejo,
como escuchar un labio cerrado.
Descenderemos, mudos, al abismo.

* * * 


*  Cesare Pavese:  (Santo Stefano, 1908-Turín, 1950).  Se autodefinió "maestro en el arte de no gozar".  Uno de los más importantes escritores italianos del siglo XX.
En 1934 fue nombrado director de la revista "Cultura", donde publicó sus escritos antifascistas.  En mayo de 1935 fue detenido por mantener correspondencia con una militante comunista, de nombre Tina.  Fue encerrado en Brancaleone Calabro. En 1936 cuando salió de la cárcel, descubrió que ella se habia casado,  cae en una depresión y regresa a Turín,  donde publicó el libro de poesía Lavorare stanca.  Durante la guerra, se refugió con su hermana en Serralunga y luego se inscribió en el Partido Comunista Italiano. 
En 1946, su triunfo profesional coincide con otro revés sentimental, al que le siguieron otros dos.  En 1950, a los 42 años, escribe en su diario: "Basta de palabras. Un gesto. No escribiré más".  Acto seguido, se instaló en la habitación de un hotel que quedaba junto a la estación de Turín y se tomó 16 envases de somníferos, que le causaron la muerte.









viernes, 21 de octubre de 2011

Alma mía...

Sahpo embrassant sa lyre  -  Jules Elie Delaunay  (1828-1891)



Alma mía

nadie te busca cuando brotan de ti
espantapájaros negros,
cuando el frío sin forma
duro
tenaz
se cuela por tus rincones,
convirtiendo esa luz que tenías, en sombra.
Pero no te acongojes, alma mía,
no hagas ruido, esconde tu lamento,
recicla esa poca luz que te queda
y dale cauce a mi nuevo nacimiento.





Vicente Torres

(poeta mexicano)


Su blog







La luz y la sombra de Caravaggio

Auguste Bigand   -  Caravage dans son atelier

La luz de Caravaggio para Pier Paolo Pasolini


Este poeta y cineasta italiano, en una mirada muy particular, pretende explicar la fascinación que provocan los cuadros del gran Michelangelo Merisi da Caravaggio (Milán, 1571 – Porto Ércole, 1610)  pintor italiano considerado primer gran exponente de la pintura del Barroco y que trabajó en Roma, Nápoles, Malta y Sicilia entre los años de 1593 y 1610. 

"Todo lo que yo puedo saber acerca de Caravaggio es lo que dijo sobre él Longhi. Es verdad que Caravaggio fue un gran inventor, y por tanto un gran realista. ¿Pero qué inventó Caravaggio? Para responder a esta pregunta, que no me planteo por pura retórica, no puedo más que remitirme a Roberto Longhi. 


Caravaggio inventó: primero, un nuevo modo que según la terminología cinematográfica se denomina profílmico, y con esto entiendo todo lo que está delante de la cámara cinematográfica, es decir, Caravaggio inventó todo un mundo a poner delante del caballete en su estudio: tipos nuevos de personas, en el sentido social y caracteriológico, tipos nuevos de objetos, tipos nuevos de paisajes. 


Segundo: inventó una nueva luz, sustituyó la luz universal del Renacimiento platónico por una luz cotidiana y dramática. Tanto los nuevos tipos de personas y de cosas como el nuevo tipo de luz, Caravaggio los inventó porque los vio en la realidad. Se dio cuenta de que a su alrededor -excluidos por la ideología cultural vigente desde hacía casi dos siglos- había hombres que no eran horas del día, formas de iluminación lábiles pero absolutas, que nunca habían sido reproducidas y al haberse alejado cada vez más del uso y de la norma, habían acabado siendo escandalosas y, por lo tanto, olvidadas. Tanto que probablemente los pintores, y en general los hombres hasta Caravaggio probablemente no las veían siquiera.  


La tercera cosa que inventó Caravaggio es un diafragma (también él luminoso, pero de una luminosidad artificial que pertenece sólo a la pintura y no a la realidad) que separa tanto a él, el autor, como a nosotros, los espectadores, de sus personajes, de sus naturalezas muertas, de sus paisajes. Este diafragma, que traspone las cosas pintadas por Caravaggio en un universo separado, en cierto sentido muerto, al menos respecto a la vida y al realismo con el que esas cosas habían sido percibidas y pintadas, ha sido estupendamente explicado por Roberto Longhi *,  con la suposición de que Caravaggio pintaba mirando sus figuras reflejadas en un espejo. Tales figuras eran las que Caravaggio había elegido de la realidad, descuidados aprendices de frutero, mujeres del pueblo jamás tomadas en consideración, etc., y también ellas estaban inmersas en esa luz real de una hora cotidiana concreta, con todo su sol y toda su sombra: y sin embargo, dentro del espejo todo parece como suspendido, como con un exceso de verdad, un exceso de evidencia, que lo hace parecer muerto. 




Caravaggio  -  San Francisco de Asís


Puedo amar críticamente la opción realista de Caravaggio de recortar en los personajes y en los objetos el mundo a pintar;  puedo amar, aún más, críticamente, la invención de una nueva luz donde hacer acaecer los inmóviles acontecimientos.  Sin embargo, en cuanto al realismo se precisa una buena dosis de historicismo para identificarlo en toda su imponencia: al no ser yo un crítico de arte, y viendo las cosas desde una perspectiva histórica falsa y escueta, en definitiva a mí el realismo de Caravaggio me parece un hecho bastante normal, superado a lo largo de los siglos por otras, nuevas formas de realismo.  


En cuanto a la luz, puedo apreciar su invención estupendamente dramática, pero por una forma estética mía particular -debida quién sabe a qué maniobras de mi subconsciente- no amo las invenciones de formas. Un nuevo modo de percibir la luz me entusiasma mucho menos que un nuevo modo de percibir, supongamos, la rodilla de una virgen bajo el manto o el escorzo del primer plano de un santo: amo las invenciones y las aboliciones de los claroscuros, de las geometrías, de las composiciones. 




Caravaggio  -  Isaac  (detalle)


Ante el caos luminoso de Caravaggio me quedo admirado, pero un poco distanciado (si es mi opinión estrictamente personal lo que aquí se quiere conocer).  La que me entusiasma es la tercera invención de Caravaggio: es decir, el diafragma luminoso que hace de sus figuras unas figuras apartadas, artificiales, como reflejadas en un espejo cósmico.  Aquí los rasgos populares y realistas de los rostros se pulimentan en una caracteriología mortuoria,  y así la luz,  aun estando tan empapada del instante del día en el que está captada, se fija en una grandiosa máquina cristalizada.  No sólo el Baco joven está enfermo, sino también su fruta. Y no sólo el Baco joven, sino todos los personajes de Caravaggio están enfermos, ellos, que deberían ser por definición vitales y sanos, tienen, en cambio, la piel deslucida por una cenicienta palidez de muerte."
Pier Paolo Pasolini


"Colocó la oscuridad en el claroscuro" (Lambert). 


El claroscuro llegó a escena mucho antes del arribo de Caravaggio a la pintura, pero fue éste quien le dio la técnica definitiva, oscureciendo las sombras y transformando el objeto en un eje de la luz, cada vez más penetrante.  De este modo los pintores lograron plasmar el físico y la psicología de los personajes de una forma cada vez más real y aguda.  Su influencia en el claroscuro y en la interpretación del realismo psicológico perduró a través de los tiempos. 




Narciso  (1594-1596)   -   Caravaggio   -   Galleria Nazionale d'Arte Antica, Roma


El estilo de las composiciones de esta escuela es sencillo: las figuras, representadas de tamaño natural, de medio cuerpo o cuerpo entero, sobre un fondo oscuro.  El rasgo más característico es el uso del claroscuro: no trabajaban el fondo, que quedaba en penumbra, y concentraban toda su atención, con una luz muy intensa, en las figuras que ocupan el primer plano.  Este contraste dramático fue cultivado sobre todo por napolitanos y españoles, a los que se denomina tenebristas.



Los pintores caravaggistas reproducen la figura con gran realismo, representándola a tamaño natural,  generalmente contra un fondo monocromo, e iluminados por una luz violenta.


http://es.wikipedia.org/wiki/Caravagismo







"El contraste de claro-oscuro se obtiene mediante la gama de grises o utilizando el blanco y el negro.  El punto extremo está representado por blanco y negro, observándose la proporción de cada uno. Un ejemplo de este contraste, lo encontramos en Narciso (1594-1596) de Caravaggio."
Ingrid Calvo Ivanovic, Diseñadora Gráfica titulada en la Universidad de Chile. Miembro individual de la Asociación Internacional del Color (AIC).


*  Roberto Longhi (Alba, Italia, 1890 - Florencia, 1970)  historiador del arte italiano,  entre sus obras:   Caravaggio, Milán 1952.

jueves, 20 de octubre de 2011

"Devoro mi existencia con apetito insaciable"



"Devoro mi existencia con apetito insaciable"
P.P.P.


Para ser poeta, hay que tener mucho tiempo:
horas y horas de soledad son el único modo
para que se forme algo, que es fuerza, abandono,
vicio, libertad, para dar estilo al caos.
Yo, ahora, tengo poco tiempo: por culpa de la muerte
que se viene encima, en el ocaso de la juventud.
Pero por culpa también de este nuestro mundo humano
que quita el pan a los pobres, y a los poetas la paz.



* * *




*  Pier Paolo Pasolini:  Escritor y director cinematográfico italiano (Bolonia, 1922-Roma, 1975). Hijo de militar fascista de Rávena y madre friulana profundamente católica. Vivió su infancia y adolescencia en distintas ciudades de la Italia septentrional (Parma, Bolonia, Cremona, Reggio Emilia, etc.), y luego en Casarsa, el pueblo de su madre, donde permaneció hasta 1949.  Después de estudiar letras en Bolonia se trasladó a Roma. Su primer gran éxito de público le llegó en 1955 con la novela Muchachos de la calle, aunque sería el campo cinematográfico el que le daría fama universal. No obstante, su obra literaria es de primera magnitud y abarca todos los géneros: la poesía, la narrativa, el teatro, el ensayo, los apuntes de viaje.

Pasolini dirigió a Orson Welles, colaboró con Andy Warhol, persuadió a la diva María Callas para que fuera su estrella en una película y desafió el status quo filme tras filme. Dentro de la poderosa industria del cine italiano de la posguerra estuvo a la altura de Federico Fellini, Luchino Visconti y Michelangelo Antonioni.

Sus primeras películas como realizador, Accatone (1961) y Mamma Roma (1962), son ejercicios de neorrealismo, en los que retrata personajes marginales. Tras ese periodo se lanza directamente a un análisis crítico de la sociedad en sus siguientes obras, Teorema (1968), Pocilga (1969), cintas en las que mezcla elementos religiosos y profanos, una constante en su obra, que se inicia en El evangelio según San Mateo (1964), y continúa con otras adaptaciones de clásicos literarios, como en Medea (1970) basado en la tragedia de Eurípides; El decamerón (1971), de Giovanni Boccaccio; Los cuentos de Canterbury (1972), de Geoffrey Chaucer; Edipo rey (1967) de Sófocles o Las mil y una noches (1974), sobre el clásico de la literatura árabe, todas ellas obras maestras del cine. Su última película, Saló o los 120 días de Sodoma (1975), que combina una novela del marqués de Sade, el Infierno de Dante Alighieri, y un retrato de la República de Saló establecida por los fascistas en 1944.


Al caer la noche, Pasolini salía en busca de jóvenes. "Miles de ellos, es imposible amar sólo a uno", escribió al referirse a los rudos adolescentes de los borgate, los barrios pobres, jóvenes cuya vitalidad e independencia celebró en sus libros y películas. "Conduzco para obtener impresiones para mi labor literaria", explicaba. 






Así fue encontrado muerto




Murió asesinado en Ostia, cerca de Roma, el 1 o 2 de noviembre de 1975, en circunstancias aún no esclarecidas.  Lo cierto es que el auto de Pasolini fue lo primero que se encontró. La policía del antiguo puerto romano de Ostia alumbró un Alfa Romeo 2000GT plateado que corría a más de 150 kilómetros.  El conductor era un delincuente de 17 años llamado Pino Pelosi, a quien Pasolini había levantado horas antes,  cierta noche de noviembre de 1975, la noche de su brutal asesinato. 


Están cargados de fantasmas mis silencios




Están cargados de fantasmas mis silencios
de fantasmas, de presencias,
hologramas que aparecen y desaparecen...
El silencio no es vacío,
es hartura de tu esencia.
Vagabundeas en miles de formas
en medio de la noche,
todos tus seres te preceden
e inundas mis espacios.
Pero viene el sol e impone el día
y con los primeros rayos, 
en un halo de rosicler te escabulles
y eres otro, ya no mío.

De:  "Cuando mis ojos miran desde detrás del espejo"

MIA


Muchas veces siento que soy...





Muchas veces siento que soy 
un pez mirando desde el otro lado del vidrio... 
prisionero que yendo en pos de la libertad, 
terminará boqueando en el suelo,
reventado por pasos inconscientes.
Cuando de verdad soy un salmón que nada contra la corriente,
esmerado en desovar en aguas más frías,
huevos que no llegarán a ser peces.


De:  "Cuando mis ojos miran desde detrás del espejo"


MIA


miércoles, 19 de octubre de 2011

"Todo es según el color del cristal con que se mira"

¿De dónde proviene esta frase que citamos constantemente, muchas veces ignorando a su autor?


"Todo es según el color del cristal con que se mira"


Corresponden a unos versos de Ramón de Campoamor, poeta español
1817-1901), de la corriente literaria del Realismo, de su poema "Las dos linternas" 


Diogenes looking for a man - atribuido a JHW Tischbein



LAS DOS LINTERNAS


De Diógenes compré un día 
la linterna a un mercader; 
distan la suya y la mía 
cuanto hay de ser a no ser. 
Blanca la mía parece; 
la suya parece negra; 
la de él todo lo entristece; 
la mía todo lo alegra. 
Y es que en el mundo traidor 
nada hay verdad ni mentira; 
todo es según el color 
del cristal con que se mira. 

II 

- Con mi linterna - él decía- 
no hallo un hombre entre los seres-. 
¡Y yo que hallo con la mía 
hombres hasta en las mujeres! 
él llamó, siempre implacable, 
fe y virtud teniendo en poco, 
a Alejandro, un miserable, 
y al gran Sócrates, un loco. 
Y yo ¡crédulo! entretanto, 
cuando mi linterna empleo, 
miro aquí, y encuentro un santo, 
miro allá, y un mártir veo. 
¡Sí! mientras la multitud 
sacrifica con paciencia 
la dicha por la virtud 
y por la fe la existencia, 
para él virtud fue simpleza, 
el más puro amor escoria, 
vana ilusión la grandeza, 
y una necedad la gloria. 
¡Diógenes! Mientras tu celo 
sólo encuentra sin fortuna, 
en Esparta algún chicuelo 
y hombres en parte ninguna, 
yo te juro por mi nombre 
que, con sufrir al nacer, 
es un héroe cualquier hombre, 
y un ángel toda mujer. 

III 

Como al revés contemplamos 
yo y él las obras de Dios, 
Diógenes o yo engañamos. 
¿Cuál mentirá de los dos? 
¿Quién es en pintar más fiel 
las obras que Dios creó? 
El cinismo dirá que él; 
la virtud dirá que yo. 

Y es que en el mundo traidor 
nada hay verdad ni mentira: 
todo es según el color 
del cristal con que se mira. 



De su obra "Doloras”,  1846


* * * 

*  Diógenes:  Nació en la colonia griega de Sinope, en el año 412 a.C. y murió en Corinto en 323 a. C. Su padre perdió todos sus bienes y Diógenes se convirtió en un vagabundo que vivía el día a día,  sin preocuparse de nada.  Ante una plantación de olivares y una viña silvestre, se dio cuenta que la naturaleza proporciona a los hombres todo lo que necesitan para vivir, que no es necesario preocuparse por cosas superfluas. Desde ese momento, llevó una vida sencilla, austera y natural,  vivía en un tonel; y se dio a la tarea de denunciar los vicios y proclamar que la virtud es el bien supremo,  por sobre la ciencia, los honores, las riquezas,  todos falsos bienes que hay que despreciar.

A Diógenes, se le recuerda como un cínico,  y la tradición dice que de allí deriva este término, al estar Diógenes siempre rodeado de perros,  sus contemporáneos lo llamaban kynikos, forma adjetiva de kyon, perro.

Un día se puso a caminar por la ciudad con una linterna. Parecía haber perdido algo. La gente le preguntaba que hacía, y Diógenes respondía: “Busco a un hombre”. Apartaba a las personas que encontraba, diciendo que sólo eran escombros, y que quería encontrar a un hombre honesto.

Se estableció,  hasta su muerte, en Corinto donde fue considerado un gran sabio,  lo mismo que en Atenas.

Su epitafio:

-Dime, perro, ¿de quién guardas la tumba?

-Del perro.

-¿Y quién es ese hombre, el perro?

-Diógenes.

-¿De que país?

-De Sinope.

-¿Aquél que vivía en un tonel?

-Ése. Y ahora está muerto y habita entre los astros.