I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


domingo, 22 de noviembre de 2015

¿Cómo era, Dios mío, cómo era? - Dos poemas encadenados



Emile Vernon  (1872–1919)  Girl with a Poppy




RETORNO FUGAZ



¿Cómo era, Dios mío, cómo era? 
—¡Oh corazón falaz, mente indecisa!— 
¿Era como el pasaje de la brisa? 
¿Como la huida de la primavera? 

Tan leve, tan voluble, tan ligera 
cual estival villano... ¡Sí! Imprecisa 
como sonrisa que se pierde en risa... 
¡Vana en el aire, igual que una bandera! 

¡Bandera, sonreír, vilano, alada 
primavera de junio, brisa pura... 
¡Qué loco fue tu carnaval, qué triste! 

Todo tu cambiar trocóse en nada 
—¡memoria, ciega abeja de amargura!— 
¡No sé cómo eras, yo qué sé qué fuiste!



Juan Ramón Jiménez



* * *

¿Cómo era

¿Cómo era Dios mío, cómo era?
J.R.J.


La puerta, franca.
Vino queda y suave.
Ni materia ni espíritu. Traía
una ligera inclinación de nave
y una luz matinal de claro día.

No era de ritmo, no era de armonía
ni de color. El corazón la sabe,
pero decir cómo era no podría
porque no es forma, ni en la forma cabe.

Lengua, barro mortal, cincel inepto,
deja la flor intacta del concepto
en esta clara noche de mi boda,

y canta mansamente, humildemente,
la sensación, la sombra, el accidente,
mientras ella me llena el alma toda.



Dámaso Alonso





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Las distancias tocadas por la gracia vuelven amigos a los extraños."