I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


sábado, 5 de enero de 2013

O Caritas





O Caritas 

Cat Stevens (hoy llamado Yusuf Islam), desde el álbum CATCH BULL AT FOUR, 1972.

El nombre del álbum está tomado de "The 10 Bulls of Zen" de Kakuan Shien,  una joya del pensamiento oriental.  El libro describe 10 pasos dentro del camino de crecimiento humano,  con los diferentes estados de la conciencia, el cuarto titulado "Catching the Bull" representa el entrenamiento del espíritu. 

Este álbum de Cat Stevens fue su mejor éxito de ventas en USA.

El tema es cantado en latín y la parte final en inglés,  pero aquí están las traducciones al inglés y al español,  quizás no tan literales,  pero sí poéticas. Fue escrito por Toumazis, Stevens y Taylor


O Caritas  

Hunc ornatum mundi 
nolo perdere 
video flagrare 
omnia res 
audio clamare 
homines 
nune extinguitur 
mund(i) et astrorum lamen 
nune concipitur 
mali hominis crimen 
tristetat(e) et lacrimis 
gravis est dolor 
de terraeque maribus 
magnus est clamor 
O caritas, O caritas 
nobis semper sit amor 
mos perituri mortem salutamus 
sola resurgit vita 

Ah, this world is burning fast 
Oh, the world will never last 
I don't want to lost it here in my time 
Give me time forever here in my time. 



O Caritas  

I don't want to lose the harmony of the universe 
I see all things... burning, I hear men... shouting. 
Now is the light of the world and the stars going out 
Now does the blame for the disaster fall upon men. 
Grief is heavy with sadness and tears 
Great is the noise from the earth and the seas 
O love, O love be with us always. 
We who will perish salute death.
Life alone goes on.

Ah, this world is burning fast 
Oh, the world will never last 
I don't want to lost it here in my time 
Give me time forever here in my time. 



Oh Caritas  

No quiero perder la armonía del universo
He visto tantas cosas... ardiendo, he oído hombres... disparando.

Ahora es la luz del mundo y las estrellas las que se apagan
Ahora la culpa por el desastre, caerá sobre los hombres.

El sufrimiento es intenso con lágrimas y tristeza
magnífico es el sonido de la tierra y de los mares.

Oh amor, oh amor, quédate siempre con nosotros

Nosotros los que pereceremos saludamos a la muerte.
La vida en soledad seguirá con su camino.

Ah, este mundo está ardiendo rápidamente,
Ah, este mundo no durará eternamente,
Yo no quiero que desaparezca mientras viva,
Dame la eternidad, para yo seguir viviendo.










10 Toros – Kakuan Shien





1. EN BUSCA DEL TORO

Me abro paso en los pastizales de la inmensa dehesa del mundo, en busca del toro.
Sigo ríos sin nombre, perdido en las intrincadas veredas de montañas remotas.
Mi fuerza decae y mi energía se ha agotado, pero aún no puedo encontrar al toro.
Tan sólo oigo el canto de las cigarras en la espesura, cuando anochece.

El toro no está perdido. ¿Porqué buscarlo? El alejarme de mi naturaleza verdadera es lo que me impide hallarlo. ¿Qué necesidad hay de buscar? En la confusión de los sentidos, ni siquiera puedo seguir su rastro. Estoy lejos de casa, y aunque encuentro múltiples encrucijadas, no sé distinguir el camino correcto.

Estoy atrapado entre la ambición y el miedo, entre lo bueno y lo malo.


2.  EL RASTRO

¡He descubierto huellas a lo largo de la rivera, bajo los árboles!
Aún en la hierba fresca, puedo ver sus pisadas.
Puedo verlas en la profundidad de bosques remotos.
Ya no pueden permanecer ocultas: son como la nariz de un hombre que mira al cielo.

Cuando se ha entendido la enseñanza, las huellas del toro aparecen. 

Entonces comprendo que, así como un solo metal da su substancia a utensilios diversos, todas las entidades existentes están formadas por la misma substancia, que es el ser. 

Sin embargo, yo aún debo discriminar: es esto y es aquello. De otra forma, ¿cómo podría distinguir lo verdadero de lo no verdadero?

Aún no he cruzado la puerta, pero ya he descubierto el sendero.





3.   ESTÁ CERCA…

Oigo la canción del ruiseñor.
La mañana es tibia, el viento suave, los sauces verdean a lo largo de los bancos…
¡El toro no puede esconderse aquí!
¿Qué artista puede hacer justicia a esa cabeza magnífica, a esos cuernos majestuosos? 

Cuando se percibe el la voz, se siente su fuente. Cuanto los seis sentidos convergen, el umbral es trascendido. Cuando la entrada queda atrás, ¡la cabeza del toro está en todas partes!

Esta identidad es como la de la sal en el agua, como la del color en la tinta. La menor de las entidades también es una con el ser.


4.   ¡LO HE ENCONTRADO!

Lo someto con un esfuerzo tremendo.
Su voluntad y su fuerza son inagotables.
Acomete hacia la meseta, muy por arriba de la neblina,
o se planta en un barranco impenetrable.
Vagó por largo rato en el bosque; hoy lo he atrapado. 

La fascinación por el paisaje distorsiona su orientación. 
Buscando pastos más dulces, divaga y se pierde. 
Su mente aún es testaruda y desbocada. 
Para dominarlo, tendré que levantar mi látigo.







5.   LA DOMA

El látigo y la soga son necesarios.
De otra manera, se perdería por los caminos polvorientos.
Bien entrenado, su corazón se vuelve dócil.
Entonces, aún sin el grillete, obedecerá a su amo.

Cada pensamiento viene seguido por otro pensamiento. 
Cuando el primero está iluminado, los subsecuentes son verdaderos. 
Es el autoengaño el que crea la falsedad en el mundo. 
Las ilusiones no vienen de la razón, sino de la inconstancia.
Sujeta el anillo de su nariz, y no permitas siquiera una duda.


6.   MONTANDO AL TORO DE REGRESO AL HOGAR

Montando al toro, lentamente me dirijo a mi hogar.
La voz de mi flauta entona en la noche.
Con palmadas que acompañan la armonía vibrante, dirijo el interminable ritmo.
Aquel que escuche esta melodía se unirá a mí.


7.  TRASCENDENCIA DEL TORO

A horcajadas del toro, llego al hogar.
Estoy sereno. El toro también puede descansar.
El amanecer ha llegado. En dichosa quietud,
Dentro de mi choza, abandoné el látigo y la soga.

8.  TRASCENDENCIA TORO Y PERSONA

Látigo, soga, persona y toro -todo se funde en la nada,
Este paraíso es tan vasto que ningún mensaje lo puede empañar.
¿Cómo puede existir un copo de nieve en un fuego arrasador?
Aquí están las huellas de los patriarcas.

9.  LLEGANDO AL ORIGEN

Demasiados pasos se han dado para regresar a la raíz y al origen.
¡Mejor haber sido ciego y sordo desde el principio!
Cuando se habita en la verdadera morada, más allá del lugar,
El río fluye con calma y las flores son rojas.

10.  EN EL MUNDO

Descalzo y con el pecho desnudo, me confundo entre la gente.
Mis ropas están gastadas y polvorientas, y soy eternamente feliz.
No uso magia para extender mi vida;
Ahora, ante mí, los árboles muertos vuelven a la vida.




La iluminación que busca el Zen, y por la que el Zen existe, viene de sí mismo.

El Zen deber comprometerse y reconocer los pasos de la conciencia que conducen de forma progresiva al instante de la iluminación.

En siglo XII el maestro Chino Kakuan Shien dibujó los cuadros de los diez toros, basándose en los anteriores toros Taoistas y escribió las reflexiones en prosa y verso.

El toro es el principio eterno de vida y verdad en la acción. 

Los diez toros representan la secuencia de pasos en la realización de la verdadera naturaleza de uno mismo.

Me identifico con el toro (soy Tauro) busco con tozudez la verdad,  me comprometo con ella y la defiendo.



1 comentario:

  1. Excelente amiga! Lo he disfrutado de verdad!
    Besitos y buenas noches!

    ResponderEliminar

"Las distancias tocadas por la gracia vuelven amigos a los extraños."