I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


domingo, 19 de abril de 2015

Demain, dès l'aube


Victor Hugo - circa 1875




Demain, dès l'aube


Victor Hugo (1802-1885)


Demain, dès l'aube, à l'heure où blanchit la campagne,
Je partirai. Vois-tu, je sais que tu m'attends.
J'irai par la forêt, j'irai par la montagne.
Je ne puis demeurer loin de toi plus longtemps.

Je marcherai les yeux fixés sur mes pensées,
Sans rien voir au dehors, sans entendre aucun bruit,
Seul, inconnu, le dos courbé, les mains croisées,
Triste, et le jour pour moi sera comme la nuit.

Je ne regarderai ni l'or du soir qui tombe,
Ni les voiles au loin descendant vers Harfleur,
Et quand j'arriverai, je mettrai sur ta tombe


Un bouquet de houx vert et de bruyère en fleur.



De: "Les Contemplations" (1830-1855)
Dedicado a Léopoldine












Mañana, al alba...



Mañana, al alba, cuando blanquea el campo,
Yo partiré. Mira, sé que me esperas.
Iré por el bosque, iré por la montaña.
No puedo permanecer lejos de ti más tiempo.

Caminaré, los ojos fijos en mis pensamientos,
Sin ver nada alrededor, sin escuchar ningún ruido,
Solo, desconocido, la espalda encorvada, las manos cruzadas,
Triste, y el día para mí será como la noche.

No miraré ni el oro de la tarde que cae,
Ni las velas lejanas descendiendo hacia Harfleur,
Y al llegar, pondré sobre tu tumba,
Un ramo de acebo verde y de brezo en flor.


* * *






10° mov. Concierto para violon en Re Mayor op. 61
Beethoven
Intérprete: Marine Chamber Orchestra.



Manuscrit «Demain dès l'aube...»


El poema lo escribió Victor Hugo el 03 de septiembre de 1847, con motivo del 4° aniversario de la muerte de su hija Léopoldinefallecida el 4 de septiembre de 1843, pero lo fechó el 04 de octubre de 1847

Estos poemas inspirados por el dolor de un padre ante la pérdida de su hija y el consuelo de los tiempos felices, se encuentran entre los más conmovedores de Victor Hugo. Su hija muerta se le aparece, en medio de su tristeza, solo, más viejo, más cercano a la muerte. Han pasado cuatro años desde la muerte de su hija. Él habla con ella en voz baja, con ternura, como si todavía estuviera viva. Ella lo llama y lo espera, él será fiel en visitar su tumba en el pequeño cementerio desde donde es posible contemplar el Sena.  Fue publicado en 1856.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Las distancias tocadas por la gracia vuelven amigos a los extraños."