I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


lunes, 1 de octubre de 2012

“… yo siempre aquí te esperaré…”





Es un día de invierno en plena primavera, un día frío y gris, obligada a salir a comprar pan para la once. En la radio de esa pequeña panadería de barrio, está sonando una canción viejísima de fines de los 60’s, que trae a su mente reminiscencias de su época de adolescente, eran los tiempos de la llamada Nueva Ola Chilena.


“En aquella tarde
al morir el sol
sus bellos ojos negros
lloraron de emoción…”


Así interrumpía el aire una voz dulce de mujer. Una canción perdida entre los recuerdos. Y le hizo pensar en aquél primer amor, sólo que sus ojos eran verdes y no negros…


¡Cuántas veces se dijeron adiós! La intención de dejarse era recurrente, lo decían convencidos de que lograrían apartarse para siempre. Pero aquél era un amor imposible de dejar atrás.


“Me dijo yo te quiero
jamás te olvidaré
y si tú te alejas
yo siempre aquí te esperaré…”



Esa voz aterciopelada y armónica, que se impone en el almacén e inunda hasta la calle, pertenece a María Teresa, una bella muchacha, en ese entonces, cuando corría 1966. Era una española llegada a Chile de pequeña, con sus padres. Y ya en su juventud logró destacar como cantante de la Nueva Ola.


La melodía se coló por los poros y transitó por su sangre. Sin saber cómo la dejó correr y la empezó a tararear de vuelta a casa. Se apoderó de tal modo de ella, que en un momento aceleró su corazón, más bien lo recogió y acto seguido sintió ganas de llorar. Sin un motivo muy claro, debió ser la triste melodía... o la triste letra... o la triste voz o el triste día...


“Hoy sé que nunca debí partir
que solitaria creo morir
y cuando el sol
lejos se esconde allá
quisiera regresar…”


Necesariamente debió pensar en él. En las veces que su ausencia la dejaba sin respiración. Cuando prefería morder el orgullo y esperar. Pero él siempre volvía a ella, aunque hubiesen terminado.


“Yo quiero amar y retornar
qué lejos estoy de ti…”


Siempre volvía, hasta ese día, ese 4 de Octubre en que ya jamás regresó. Ese día en que la angustia amenazó en convertirse en un estado permanente.


“Me dijo yo te quiero
jamás te olvidaré
y si tú te alejas
yo siempre aquí te esperaré”


Pero su promesa fue más fuerte y vino una vez más, justo en el momento de su muerte, vino como siempre, a tocar su puerta, pero esta vez como una señal, para comunicarle de algún modo que había muerto, que ya no podría volver.

Al día siguiente le llegó la noticia de su trágico fallecimiento.

La canción tenía que traerle estos recuerdos, con esa dulce voz y esa lejana melodía.


“Hoy sé que nunca debí partir,
que solitaria creo morir
y cuando el sol
lejos se esconde allá
quisiera retornar
Yo quiero amar y regresar
que lejos estoy de ti”



Llegó a su casa llorando, el camino se le hizo largo, estaba en casa, tenía que servir la once para ella y su hijo. Al menos algo suyo le dejó, una parte suya aún sigue viva.


“… yo siempre aquí te esperaré…” 



Spirit of the West - Juan Gregorio Cairós





* * *






* * *




*  María Teresa, (Maria Teresa Ordonez Berlanga, Sevilla 23 de enero 1948).
Esta bella cantante española de voz aterciopelada y armoniosa hoy vive en Madrid, desde hace 20 años y ha dejado de cantar.

La canción se llama "Sus bellos ojos negros", el autor es el chileno Osvaldo Jeldres Martines (1966).
         



2 comentarios:

  1. Esta historia, cuyo fondo ya sé, me ha dejado perturbado, mucho....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos y fue casi una crónica de una tarde cualquiera.

      Eliminar

"Las distancias tocadas por la gracia vuelven amigos a los extraños."