I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


miércoles, 19 de octubre de 2011

... lo que fue y ya no existe





MUERTOS


En los húmedos bosques, en otoño, 
al llegar de los fríos, cuando rojas, 
vuelan sobre los musgos y las ramas, 
en torbellinos, las marchitas hojas, 
la niebla al extenderse en el vacío 
le da al paisaje mustio un tono incierto 
y el follaje do huyó la savia ardiente 
tiene un adiós para el verano muerto 
y un color opaco y triste 
como el recuerdo borroso 
de lo que fue y ya no existe. 


En los antiguos cuartos hay armarios 
que en el rincón más íntimo y discreto, 
de pasadas locuras y pasiones 
guardan, con un aroma de secreto, 
viejas cartas de amor, ya desteñidas, 
que obligan a evocar tiempos mejores, 
y ramilletes negros y marchitos, 
que son como cadáveres de flores 
y tienen un olor triste 
como el recuerdo borroso 
de lo que fue y ya no existe. 


Y en las almas amantes cuando piensan 
en perdidos afectos y ternuras 
que de la soledad de ignotos días 
no vendrán a endulzar horas futuras, 
hay el hondo cansancio que en la lucha 
acaba de matar a los heridos, 
vago como el color del bosque mustio, 
como el olor de los perfumes idos, 
¡y el cansancio aquel es triste 
como el recuerdo borroso 
de lo que fue y ya no existe.


* * * 



*  José Asunción Silva:  (Bogotá, 1865 - 1896),  poeta colombiano,  uno de los más importantes precursores del modernismo.  Muere en la pobreza absoluta y sus últimos cuatro pesos lo destina a un ramo de flores para su hermana.  La noche del 23 de mayo (o la madrugada del día 24) de 1896,  tras una pequeña velada con algunos amigos,  el poeta se disparó un tiro en el corazón,  donde previamente se había hecho dibujar una cruz por el médico y amigo de infancia Juan Evangelista Manrique.   Había demostrado cierta obsesión acerca del tema de la muerte,  en la cabecera de su lecho de muerte se encontró "El triunfo de la Muerte" de Gabriele D'Annunzio.  Antes había dicho a su amigo Baldomero Sanín Cano,  citando a Maurice Barrés:  "Los suicidas se matan por falta de imaginación".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Las distancias tocadas por la gracia vuelven amigos a los extraños."