I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


jueves, 20 de octubre de 2011

"Devoro mi existencia con apetito insaciable"



"Devoro mi existencia con apetito insaciable"
P.P.P.


Para ser poeta, hay que tener mucho tiempo:
horas y horas de soledad son el único modo
para que se forme algo, que es fuerza, abandono,
vicio, libertad, para dar estilo al caos.
Yo, ahora, tengo poco tiempo: por culpa de la muerte
que se viene encima, en el ocaso de la juventud.
Pero por culpa también de este nuestro mundo humano
que quita el pan a los pobres, y a los poetas la paz.



* * *




*  Pier Paolo Pasolini:  Escritor y director cinematográfico italiano (Bolonia, 1922-Roma, 1975). Hijo de militar fascista de Rávena y madre friulana profundamente católica. Vivió su infancia y adolescencia en distintas ciudades de la Italia septentrional (Parma, Bolonia, Cremona, Reggio Emilia, etc.), y luego en Casarsa, el pueblo de su madre, donde permaneció hasta 1949.  Después de estudiar letras en Bolonia se trasladó a Roma. Su primer gran éxito de público le llegó en 1955 con la novela Muchachos de la calle, aunque sería el campo cinematográfico el que le daría fama universal. No obstante, su obra literaria es de primera magnitud y abarca todos los géneros: la poesía, la narrativa, el teatro, el ensayo, los apuntes de viaje.

Pasolini dirigió a Orson Welles, colaboró con Andy Warhol, persuadió a la diva María Callas para que fuera su estrella en una película y desafió el status quo filme tras filme. Dentro de la poderosa industria del cine italiano de la posguerra estuvo a la altura de Federico Fellini, Luchino Visconti y Michelangelo Antonioni.

Sus primeras películas como realizador, Accatone (1961) y Mamma Roma (1962), son ejercicios de neorrealismo, en los que retrata personajes marginales. Tras ese periodo se lanza directamente a un análisis crítico de la sociedad en sus siguientes obras, Teorema (1968), Pocilga (1969), cintas en las que mezcla elementos religiosos y profanos, una constante en su obra, que se inicia en El evangelio según San Mateo (1964), y continúa con otras adaptaciones de clásicos literarios, como en Medea (1970) basado en la tragedia de Eurípides; El decamerón (1971), de Giovanni Boccaccio; Los cuentos de Canterbury (1972), de Geoffrey Chaucer; Edipo rey (1967) de Sófocles o Las mil y una noches (1974), sobre el clásico de la literatura árabe, todas ellas obras maestras del cine. Su última película, Saló o los 120 días de Sodoma (1975), que combina una novela del marqués de Sade, el Infierno de Dante Alighieri, y un retrato de la República de Saló establecida por los fascistas en 1944.


Al caer la noche, Pasolini salía en busca de jóvenes. "Miles de ellos, es imposible amar sólo a uno", escribió al referirse a los rudos adolescentes de los borgate, los barrios pobres, jóvenes cuya vitalidad e independencia celebró en sus libros y películas. "Conduzco para obtener impresiones para mi labor literaria", explicaba. 






Así fue encontrado muerto




Murió asesinado en Ostia, cerca de Roma, el 1 o 2 de noviembre de 1975, en circunstancias aún no esclarecidas.  Lo cierto es que el auto de Pasolini fue lo primero que se encontró. La policía del antiguo puerto romano de Ostia alumbró un Alfa Romeo 2000GT plateado que corría a más de 150 kilómetros.  El conductor era un delincuente de 17 años llamado Pino Pelosi, a quien Pasolini había levantado horas antes,  cierta noche de noviembre de 1975, la noche de su brutal asesinato. 


3 comentarios:

  1. La indómita energía vital de Pasolini se plasmó en toda su obra y en su vida de manera excepcional, como creador innovador desafió al mundo establecido y convencional, a la moral decadente y a la política corrupta. Fue un rebelde ante la injusticia, la ciega comodidad burguesa y la perversión de los políticos e instituciones tributarios de los poderosos y los ricos a costa de la clases desposeídas y oprimidas por ellos mismos. Poeta que subvierte la realidad y el mundo que le tocó vivir, a fuerza de iluminación, conciencia y arte. En varios sentidos fue un artista fundacional. Su vigencia actualmente es plena y necesaria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo Federico. Seguramente Pasolini diría como nuestro Federico García Lorca:

      "En la bandera de la libertad bordé el amor más grande de mi vida."

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

"Las distancias tocadas por la gracia vuelven amigos a los extraños."