I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


sábado, 2 de junio de 2012

"Una lágrima de mármol en la mejilla del tiempo"


UNA HERMOSA HISTORIA DE AMOR ETERNO













El Taj-Mahal, la maravilla arquitectónica más grande de la India, se sitúa en Agra, una pequeña localidad situada al norte de la India, en el Estado de Uttar Pradesh, capital del imperio mogol entre los siglos XVI y XVIII.   Su nombre significa “Corona del Palacio” ("Taj" proviene del persa, lenguaje de la corte mogol, y significa "Corona", "Mahal" significa palacio y es una variante corta del nombre Mumtaz Mahal)

La obra fue mandada construir en 1631 por el emperador Shah Jahan en memoria de su esposa Arjumand Banu Begam, conocida como Mumtaz Mahal, "La Elegida de palacio", ambos se casaron en el año 1612.  Ella era nieta de Itimad-ud-daulah, ministro principal del emperador Jahangir, y también sobrina de la esposa de este, Nur Jahan,  tenía sólo 15 años y no fue la primera esposa del príncipe Shah Jahan, pero sí su favorita. 








En su niñez y juventud el emperador fue educado como príncipe y como místico,  aprendió gramática, lógica, matemáticas, astronomía y geología,  dominaba el árabe (la lengua del Corán) y el persa (la lengua de la Corte).

En 1631, unos años después de la ascensión de este al trono, y cuando le acompañaba en su campaña en el Decán, Arjumand murió al dar a luz a su decimocuarto hijo, dejándolo sumido en una gran desolación.   Fruto del amor, el edificio es llamado por los indios "Poema de amor en piedra". Obra sublime que sólo un alma enamorada sería capaz de ofrecer al mundo.  









El Shah Jahan vivió prisionero sus últimos ocho años de vida, luego que Aurangzeb, su tercer hijo,  habiendo vencido a sus hermanos y habiéndose apoderado del trono, lo encarceló en el Fuerte Rojo de Agra, desde donde el rey depuesto contemplaba el Taj Mahal a través de su ventana. Cuentan que en su lecho de muerte, a los 74 años, pidió que se le colocara un espejo para seguir viendo la tumba de su esposa.  Se dice que cuando murió, miraba el Taj Mahal...     




La tumba está junto al río Yamuna,  que llega a Agra en dirección Norte-Sur, pero en la ciudad describe una curva dirigiéndose hacia el este; y es en este tramo,  abandonando ya la ciudad, donde sus aguas reflejan la gran belleza del monumento que se eleva en su orilla derecha.  











PRINCIPALES ELEMENTOS ARQUITECTÓNICOS DEL TAJ MAHAL








01)  Finial: remate ornamentado de las cúpulas, también usado en las pagodas asiáticas. 


02)  Decoración de loto: esquema de la flor de loto esculpida en las cúpulas. 


03)  Cúpula acebollada: también llamada "amrud", típica de la arquitectura del Islam, y que sería usada más tarde en Rusia. 


04)  Tambor: base cilíndrica de la cúpula, que sirve de apoyo y transición formal sobre el basamento del edificio. 


05)  Guldasta: aguja decorativa fijada al borde de los muros portantes. 


06)  Chattri: kiosco de columnas y cúpula, también utilizado en forma aislada o exenta como monumento conmemorativo. 


07)  Cenefas: paneles de cierre sobre arquerías. 


08)  Caligrafía: escritura estilizada de versos del Corán sobre las arcadas principales.


09)  Arcadas o portales: también llamados pishtaq (palabra persa para  los portales exentos). 


10) Dados: paneles decorativos flanqueando los muros principales. 




El complejo arquitectónico del Taj Mahal combina elementos de la arquitectura islámica, persa, india,  e 
incluso turca,  con influencia inglesa en sus jardines.  Sorprende por la pureza de sus proporciones, pues la altura del edificio sin el remate es igual a la longitud de cada uno de los lados. 


Mientras vamos admirando la soberbia perfección de todo el conjunto: su simetría; los estanques que, como una llave dorada y perfecta, entre flores de lotos que flotan sobre sus aguas, abren el camino hacia el templo de mármol.


La superficie del agua,  ofreciendo un factor de belleza y perfección adicional, refleja los edificios, completando el mágico efecto de simetría arquitectónica.




"Taj-Mahal reflection" - Paula Rey Spain





La construcción de tan magnífico edificio duró unos veinte años, y en ella trabajaron 20.000 obreros en turnos de día y de noche. Todo lujo fue poco. 1.000 elefantes llevaron en sus lomos jade de China, calcedonia de Egipto y perlas de Damasco. En el mármol del zócalo del edificio, se labraron plantas y flores que aluden al paraíso, siguiendo “El Corán”,  con incrustaciones de piedras preciosas. Tan exquisito es el trabajo que del Taj-Mahal se ha dicho que fue "diseñado por gigantes y terminado por joyeros". 


El Taj Mahal está emplazado en un jardín simétrico, típicamente musulmán, dividido en cuadrados iguales, o carbas cruzado por un estanque flanqueado por dos filas de cipreses donde se refleja su imponente imagen. El término chahar bagh (jardín o paraíso) en hindi alude a las cuatro partes en las que está dividido el jardín, y hacen referencia a los cuatro ríos que atraviesan el paraíso del Islam.


Cada sección del jardín está dividida por senderos en 16 canteros de flores, con un estanque central de mármol a medio camino entre la entrada y el mausoleo, que devuelve la imagen reflejada del edificio.


El mausoleo es una maravilla de formas y proporciones,  se trata de un edificio cuadrado con las esquinas truncadas por lo que adquiere forma octogonal irregular.  Está situado sobre una plataforma de mármol blanco,  a la que se accede descalzo o con los zapatos cubiertos por unas babuchas que allí proporcionan.  Lo rodean cuatro minaretes, cada uno de más de 13 pisos de altura y dos edificios gemelos laterales: una mezquita y una hospedería real. 


No se trata de un solo edificio, sino de todo un complejo de grandes dimensiones.  Cercando al recinto hay una alta muralla de arenisca roja, rodeada a su vez de jardines, con una monumental puerta de entrada en el sur; por ella se accede a un inmenso patio de 300 m de ancho con un estanque de mármol en el centro y numerosos jardines y fuentes; el mausoleo propiamente dicho, flanqueado por dos edificios simétricos, se halla justamente al otro lado del patio, en el norte, siendo el río el telón de fondo de todo el conjunto; también hay otras edificaciones de menos importancia. 


Sobre el edificio hay una gran cúpula en el centro que es la Corona del palacio.


En la puerta de entrada hay un gran arco donde se pueden leer unos versos del Corán que describen el paraíso,  El de la derecha, entrando, es el único versículo del Corán en que Dios se dirige directamente a sus fieles y utiliza para con ellos el articulo posesivo "mi". "Vengan a mi Paraíso" y al izquierda se hace mención a que los cuatro Ángeles que soportan los pilares del Trono de Dios, "cantan" y esta es la única referencia en todo el Corán de que los Ángeles hablan, o cantan, como es el caso.  Se ve en esto una figura del Juicio Final tomando la cúpula como el Trono de Dios.


A ambos lados de los arcos laterales y tanto en la fachada exterior como en la interior, que tiene la misma estructura, hay unas torres que culminan en chattris (kioscos con cúpula);  por encima del gran arco central hay una especie de galería sobre la que se disponen once pequeñas cúpulas, tanto en la parte exterior como en la interior; en total 22 pequeñas cúpulas que simbolizan los 22 años que duró la construcción del Taj Mahal. Pináculos metálicos rematan todas las cúpulas. 




Taj-Mahal reflection on Yamuna river - Agra

Una vieja tradición popular sostiene que el rey tuvo intenciones de construir para sí un mausoleo idéntico en la ribera opuesta del río Yamuna, reemplazando el mármol blanco por negro.  Los arqueólogos han denominado a este segundo y nunca construido Taj, como el "Mahtab Bagh", o "Jardín de la luz de luna".



Mahtab bagh moonlight garden



LAS BELLEZAS INTERIORES DEL TAJ MAHAL


Cenotafio Interior




En el interior del mausoleo hay una sala octogonal central, con cuatro salas octogonales más pequeñas alrededor. Los cenotafios (tumbas vacías) se hallan en el centro de la cámara principal y están rodeados por una celosía octogonal de mármol labrado con incrustaciones en sus partes macizas; el del emperador a un lado, el de su esposa en el centro, ya que tan inmenso edificio, en principio, fue construido solo para ella. 


Desgraciadamente no se puede acceder a la verdadera tumba donde yacen ambos, en una cámara relativamente simple debajo de la sala principal del Taj Mahal. Están sepultados según un eje norte-sur, con los rostros inclinados hacia la derecha, en dirección a La Meca.  


El cenotafio de Mumtaz está emplazado en el centro exacto de la sala principal. Sobre una base rectangular de mármol de aproximadamente 1,50 x 2,50 metros hay una pequeña urna también de mármol. Tanto la base como la urna están incrustadas en un fino trabajo de gemas.


Las inscripciones caligráficas sobre la urna identifican y oran por Mumtaz. En la tapa de la urna sobresale una pastilla rectangular que asemeja una tablilla o placa para escribir.


El cenotafio de Sha Jahan está junto al de Mumtaz —hacia el Oeste—, formando la única disposición asimétrica de todo el complejo. Es mayor que el de su esposa, pero contiene los mismos elementos; una gran urna con base alta, también decorada con maravillosa precisión mediante incrustaciones y caligrafía identificatoria. Sobre la tapa de la urna hay una escultura de una pequeña caja de plumas de escribir.


Sobre los cenotafios el ser femenino está representado por una pequeña loza, y el ser masculino, por un tintero, símbolo de la mujer como un papel en blanco dispuesto para que escriba en él su marido. 











El mausoleo, por dentro, deslumbra menos que por fuera. Igual tiene razones para impresionar:  en penumbra, la cámara mortuoria está rodeada de finas paredes de mármol incrustadas con piedras preciosas que filtran la luz natural, traduciendo su belleza en mil colores. La sonoridad del interior, amplio y elevado, es triste y misteriosa, como un eco que suena y resuena, y nunca se detiene.


Las paredes del interior están también decoradas con incrustaciones de gemas preciosas y semipreciosas.  La escala de los motivos es muy variable, y estos se disponen, tanto en el exterior como en el interior, con exquisito gusto y moderación, ya que ninguna parte del edificio resulta recargada por los decorados, y hay muchas superficies en las que el mármol es liso. 


Las paredes bajas de la tumba muestran zócalos de mármol con bajorrelieves de flores y vides, que han sido pulidos para resaltar el exquisito trabajo. Los zócalos y laterales de arcos han sido decorados con incrustaciones de piedras semipreciosas formando dibujos muy estilizados de flores, frutos y vides. Las piedras incrustadas son mármol amarillo, jade y cuarzo de colores, alineado y pulido con la superficie de los muros.



"Taj-Mahal through the early morning mist" - Agra



EL EQUIPO CONSTRUCTOR:


Se menciona al ingeniero, Ali Mardan como el diseñador del proyecto,  junto a los discípulos del gran arquitecto otomano Koca Mimar Sinan Agha, Ustad Isa e Isa Muhammad Effendi.  Algunos textos en idioma persa reconocen a Puru de Benarus como arquitecto supervisor.


La cúpula principal fue diseñada por Ismail Khan del Imperio Otomano, considerado el primer arquitecto y constructor de cúpulas de aquella época.


Qazim Khan, un nativo de Lahore, moldeó el finial de oro sólido que corona la cúpula principal del mausoleo.


Chiranjilal, un artesano de Nueva Delhi, fue el escultor jefe y responsable de los mosaicos.


Amanat Khan de Shiraz, Irán (la antigua Persia), fue el responsable de la caligrafía,  referida a pasajes del Corán, utilizados en todo el complejo como elementos decorativos.  Sus textos son muy floridos y casi ilegibles,  apareciendo la firma del calígrafo en varios paneles. Las letras están incrustadas en oro sobre los paneles de mármol blanco. Los paneles superiores están escritos con caligrafía proporcionada para compensar la distorsión visual al mirarlos desde abajo.
Estudios recientes sugieren que Amanat Khan fue también el que seleccionó los pasajes del Corán. Entre los principales pasajes, se incluyen las siguiente azoras: 91 (el sol) , 112 (pureza de fe) , 89 (descanso diario) , 93 (luz de la mañana), 95 (las higueras), 94 (la abertura), 36 (Ya Sin) , 81 (el oscurecimiento), 82 (la hendidura), 84 (el desgarro), 98 (la evidencia), 67 (el dominio) , 48 (la victoria), 77 (los enviados) y 39 (los grupos).


Muhammad Hanif fue el capataz de la mampostería.


Mir Abdul Karim y Mukkarimat Khan de Shiraz, Irán, supervisaron las finanzas y gerenciaron la producción diaria.


El equipo de artistas incluyó escultores de Bujara, calígrafos de Siria y Persia, maestros en incrustación del sur de la India, cortadores de piedra de Baluchistán, un especialista en construir torretas, otro que grababa flores sobre los mármoles, completando un total de 37 artesanos principales. Este equipo directriz estuvo acompañado por una fuerza laboral de más de 20.000 obreros reclutados por todo el norte de la India.


Lo cierto es que en Agra se reunieron las mayores riquezas del mundo: El principal material empleado para la construcción es un mármol blanco traído en carretas tiradas por bueyes, búfalos, elefantes y camellos desde las canteras de Makrana, en Rajastán, situadas a más de 300 km de distancia.  El mármol fino y blanco de sus paredes se trajo de las canteras de Jodhpur. El jaspe se trajo del Punjab, el cristal y el jade desde China,  turquesas del Tibet, lapislázuli de Afganistán, crisolita de Egipto, ágata del Yemen, záfiros de Ceylán, amatistas de Persia, coral de Arabia, malaquita de Rusia, cuarzo de los Himalayas, diamantes de Golconda,  ámbar del océano Indico y la carnelia de Arabia. 


En 1908 se completó la restauración ordenada por el virrey británico, Lord Curzon, quien también encargó la gran araña de la cámara interior según el modelo de una similar que se encontraba en una mezquita de El Cairo. Curzon hizo remodelar también los jardines al estilo inglés que todavía hoy se conservan.


En 1983 el Taj Mahal, fue reconocido por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad y el 7 de julio de 2007 nombrado como una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.





"Taj-Mahal" - Amal Mongia


Lo más sorprendente de este monumento es su luz exterior. Los cambios de la luz del día y las estaciones inciden de una manera prodigiosa en el mármol blanco veteado y translúcido, ofreciendo un abanico de maravillosas tonalidades siempre diferentes, casi como si fuera un milagro,  un sueño o un espejismo.


Nada más profundo y místico para cualquier viajero que sentarse en uno de los bancos del Jardín del Paraíso y admirar la silueta recortada del impresionante Mausoleo frente a un cielo limpio y poco a poco se tiñe de rosa al caer la noche, mientras en las afueras del Templo, en la ciudad, en Agra, oímos los cánticos y las oraciones.  Bajo la luz de la luna el mármol blanco presenta características de fluorescencia mágica. 









El Taj Mahal,  el sublime “Poema de Amor en piedra”,  también ha cautivado a los poetas:


*   "A pesar de sus adornos severos, puramente geométricos, el Taj Mahal flota. El fondo de la puerta es como una ola. En la cúpula, la inmensa cúpula, hay algo levemente excesivo, algo que todo el mundo siente, algo doloroso. Doquier la misma irrealidad. Porque el color blanco no es real, no pesa, no es sólido. Falso bajo el sol, falso al claro de la luna, especie de pez plateado construido por el hombre con una ternura nerviosa". 
Henri Michaux,  poeta y pintor belga,  de tendencia mística. 


*   "El Taj Mahal parece la encarnación de todas las cosas puras, de todas las cosas santas y de todas las cosas infelices. Este es el misterio del edificio". 
Rudyard Kipling 


*   "Una lágrima en la mejilla del tiempo"
Rabindranath Tagore









*  "Existía la leyenda del Taj Mahal negro, una idéntica acrópolis negra al cruzar el Yamuna. Pero nunca encontraron vestigios de tal mausoleo y pasó a ser un mito. Lo buscaron por cientos de años; los arqueólogos no lo lograron, los estudiosos también fracasaron no obstante escarbaban, pisaban el sitio teniendo a su frente en sus propias narices la réplica oscura, en el llamado “Jardín de la Luna”. La Poesía, el accidente más bello de todo universo y creación resolvió el gran enigma. Shan Jahan sí cumplió a su promesa, deslizó la rivera del río y formó una laguna en la cual en las noches de luna, puede verse con todo esplendor el reflejo perfecto y oscuro justo enfrente a la tumba de Mumtaz Mahal."


© Fausto Vonbonek, poeta mexicano, Pareidolias su blog.
http://vonbonek.blogspot.com/




*   Fuentes:
http://locuraviajes.com/blog/taj-mahal-una-historia-de-amor/
http://www.espinoso.org/biblioteca/tajmahal.htm
http://commons.wikimedia.org/wiki/Taj_Mahal
http://www.artehistoria.com/civilizac

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Las distancias tocadas por la gracia vuelven amigos a los extraños."