I will wait for you

I will wait for you
"Expectations" - Christophe Vacher

Bosque en Galway - Vratsagirl


martes, 17 de enero de 2012

"Cuando una flor florece, la primavera llega a todas partes"

Forgotten  -  Yagakpo0



«La belleza se complace en evitar el resplandor des­lumbrante. Prefiere los lugares abandonados, porque sabe que sólo allí encontrará la clase de luz que repite su forma, su dignidad y su naturaleza.»  
Ezra Pound

* * *

Soy como esas ruinas,
poblada de recuerdos,
con el viento implacable
azotando sus muros,
penetrando sus rincones...
Huella indeleble del tiempo,
resistiendo enhiesta,
orgullosa,
mientras una rosa silvestre
en medio del verde
y el murmullo de las olas,
se empecina en no morir,  
a pesar 
de los rigores del invierno.
La lluvia y mis lágrimas
sostienen el milagro de la vida.
Tu presencia revolotea
entre los muros
desgastados  por el tiempo.


MIA


* * *

Reflexiones tomadas de "Anam Cara, el Libro de la Sabiduría celta"



"Cuando una flor florece,  la primavera llega a todas partes"
John O’Donohue


Qué extraño es estar aquí.   El misterio nunca te deja en paz.   Detrás de tu cara, debajo de tus palabras, por encima de tus pensamientos, debajo de tu mente, acecha el silencio de otro mundo.   Un mundo vive en tu interior. Nadie más puede darte noticia de este mundo interior.   Cada cual es un artis­ta.   Al abrir la boca sacamos sonidos de la montaña que hay debajo del alma.   Esos sonidos son palabras.   El mundo está lleno de palabras.

Cada persona extrae sonidos del silencio y seduce lo invisible para que se haga visible.

Los humanos somos aquí unos recién llegados. Las ga­laxias del cielo se alejan bailando hacia el infinito.

Bajo nuestros pies hay tierra antigua.    Fuimos bellamente for­mados con esta arcilla.   Sin embargo, el guijarro más pe­queño es millones de años más viejo que nosotros.    En tus pensamientos busca un eco el universo silencioso.

Para conservar el equilibrio, debemos mantener unido lo interior y lo exterior, lo visible y lo invisible, lo co­nocido y lo desconocido, lo temporal y lo eterno, lo anti­guo y lo nuevo. 

Cada cual es umbral, único e irrepetible, de un mundo interior.  

Cada uno está condenado y tiene el privilegio de ser un artista interior que lleva consigo y da forma a un mundo único.

Siempre estamos viajando de las tinieblas a la luz.  

Al principio somos hijos de las tinieblas. Tu cuerpo y tu cara se formaron en la benévola oscuridad. Tu nacimiento fue un viaje de la oscuridad hacia la luz.

Cada uno de tus pensamientos es un instante fu­gaz, una chispa de luz que proviene de tu oscuridad inte­rior.

Cuando el amor despierta en tu vida, en la noche de tu corazón, es como un alba en tu interior. 

Cuando el amor despierta en tu vida, es como un re­nacer, un comienzo nuevo.

Cuando aprendes a amar y a permitir que tu yo sea amado, vuelves a la casa de tu propio espíritu.   Estás abrigado y a salvo.  

Todas las posibilidades de tu destino humano duermen en tu alma. La posibilidad es el corazón secreto del tiempo. 

En su corazón más profundo, el tiempo es transfiguración. Aquello que parece desvanecerse en su superfi­cie, en realidad se transfigura y aloja en el tabernáculo de la memoria.  

Irlanda es un país de ruinas.  Las ruinas no están vacías.  Son lugares sagrados que rebosan de presencias. 

La vida y pasión de una persona dejan su impronta en el éter.  El amor no per­manece enclaustrado en el corazón, sino que sale a cons­truir tabernáculos secretos en el paisaje.


La persona humana es un umbral donde se encuentran muchas infinitudes: la del espacio que se extiende hasta los confines del cosmos;  la del tiempo que se remonta a miles de millones de años;  la del microcosmos, acaso una mota en tu pulgar que contiene un cosmos interior, tan pequeño que es invisible para el ojo.

La sonrisa de un rostro es una sorpresa o una luz.

Heidegger dijo en bellas frases que somos custodios de umbrales antiguos y profundos. 

Se dice que los ojos son la ventana del alma.

Existe una relación secreta entre nuestro ser físico y el ritmo de nuestra alma.  El cuerpo es el lugar donde se revela el alma.

El cuerpo es el espejo donde se expresa el mundo secreto del alma.  Es un umbral sagrado…

Cada parte del cuerpo atesora los recuer­dos de sus propias experiencias.

Los sentidos son los umbrales del alma.

La poesía es el lugar donde el lenguaje se articula bella­mente con el silencio. La poesía es el lenguaje del silencio.

Si quieres renovar tu lenguaje y darle vigor, acude a la poesía. Allí tu lenguaje encontrará una iluminación purificadora y renovación sensual.

Cuando escuchas con el alma, entras en el ritmo y la armonía de la música del universo.  


"Al buscar el sentido de las cosas, en realidad buscamos el acorde perdido." 
P. J. Curtis, estudioso irlandés del rythm and blues.


El ojo celta tiene una gran percepción del mundo de transición entre lo invisible y lo visible.

Sólo en la soledad puedes descubrir el sentido de tu propia belleza. 

En los rincones y re­covecos abandonados de tu esquiva soledad hallarás el te­soro que siempre has buscado en otra parte.

Las cosas más profundas que necesitas están aquí y ahora, en el círculo de tu propia alma. 


«El viaje más lar­go y emocionante es hacia el interior de uno mismo».

Konstantín Stanislavski (Konstantín Serguéievich Alekséyev) 
actor, director escénico y profesor teatral ruso, (Moscú 1863-1938)


Debemos escuchar al alma, expresar su sabiduría de forma poética y mística.

Uno de los aspectos más desoladores del tiempo es la fuga­cidad.  El tiempo pasa y se lo lleva todo.

¿Existe un lugar secreto donde se reúnen nuestros días pasados? … El nom­bre de ese lugar es memoria.  Es un templo interior de sentimientos y sensibilidad, que posee su propia selectividad y profundidad.

La me­moria es el lugar donde reside tu alma,  en un tiempo eterno.   A medida que las cosas suceden, en su fugacidad,  van ingresando al tiempo eterno del alma.

El otoño de la vida es tiempo de regreso a tu naturaleza profunda, tiempo de entrada en el templo de la memoria donde tus días desva­necidos están reunidos en secreto y te aguardan jubilosos.

Todo está conservado dentro de tu alma en el templo de la memoria.

Visitar el templo de la memoria no es un mero regreso al pasado; es despertar e integrar todo lo que nos ha sucedido.  Resignificar. Puede ser un tiempo maravilloso para desarrollar el arte de la cosecha interior (recoger los frutos de tu experiencia).

Tus heridas interiores claman por la curación. Una forma de curación consiste en reabrir la herida,  le quitas la piel protectora que la cubre, haces que vuelva a doler y sangrar. Una especie de autolimpieza para permitir una sana cicatrización.

Es un gran consuelo saber que el cuerpo se encuentra dentro del alma. A medida que tu cuerpo va envejeciendo, puedes ver cómo tu alma lo sostiene y protege; entonces se desvanece el pá­nico, el miedo que se suele asociar con el envejecimiento.  Es bueno recordar que empezamos a envejecer cuando nacemos.


“Hay un lugar en el alma que es eterno.”
Maestro Eckhart  



EL CAMPO LUMINOSO


He visto la luz abrirse paso
para iluminar un campo pequeño
unos minutos y he seguido mi camino
y lo he olvidado. Pero era la perla
de gran valor, el campo que guardaba
el tesoro. Ahora comprendo
que debo entregar todo lo que tengo
para poseerlo. La vida no consiste
en correr hacia un futuro que se aleja o desear
un pasado imaginario. Es desviarse
como Moisés hacia el milagro
de la zarza ardiente. Hacia una luminosidad
que parece efímera como tu juventud,
pero es la eternidad que te aguarda.

R.S. Thomas (poeta galés)




"Con gran dificultad y avanzando a razón de un milímetro por año, tallo un camino en la piedra. Durante milenios he gastado mis dientes y roto mis uñas para llegar allí, al otro lado, a la luz y el aire libre. Y ahora que mis manos sangran y mis dientes tiemblan, inseguro en una cueva, doble­gado por la sed y el polvo, me detengo a contem­plar mí obra. He pasado la segunda parte de mi vida quebrando las piedras, taladrando los mu­ros, derribando las puertas, quitando los obstácu­los que coloqué entre la luz y yo en la primera parte de mi vida."
Octavio Paz, poeta mexica­no


"El fin de toda nuestra exploración será llegar al lugar de donde partimos 
y conocerlo por primera vez."
T.S. Eliot


Una persona verdaderamente espiritual desarrolla un sentido de la profundidad de su naturaleza invisible. Ésta posee cualidades y tesoros que el tiempo jamás puede dañar. Son absolutamente tuyos. No necesitas aferrarte a ellos, ganar­los ni protegerlos. Estos tesoros son tuyos; nadie puede quitártelos.


Creo que tal vez
estaré un poco más seguro
de estar un poco más cerca.
Eso es todo. La eternidad
es comprender
que ese poco es más que suficiente.

R.S. Thomas


*  Fuente:

O’Donohue, John "Anam Cara, el Libro de la Sabiduría Celta"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

"Las distancias tocadas por la gracia vuelven amigos a los extraños."